Warning: Illegal string offset 'session_data' in /home1/leghost/public_html/elnorte-news/wp-content/plugins/facebook-publish/init.php on line 30
El Norte News | CUÁNTOS DELEGADOS SUMÓ CADA PRECANDIDATO EN LAS PRIMARIAS

CUÁNTOS DELEGADOS SUMÓ CADA PRECANDIDATO EN LAS PRIMARIAS

Las derrotas en Wisconsin de los dos actuales líderes, Hillary Clinton y Donald Trump, abren una vez más las especulaciones sobre quiénes serán nominados. Nueva York asoma como la próxima gran batalla ¿Será Wisconsin un punto de quiebre en las primarias de los Estados Unidos? Para responder la pregunta que todo el país estadounidense se hace en este momento vale comenzar por el análisis numérico de qué pasó y cuánto afecta realmente las victorias de Ted Cruz y Bernie Sanders a las primarias del Partido Republicano y del Partido Demócrata respectivamente. En el caso del senador texano, la clara victoria del 48,5% sobre el 35,1% de Donald Trump y el 14,1% de John Kasich implica una diferencia a favor de unos 30 delegados en la convención que nominará al candidato del GOP (Grand Old Party, el Viejo Gran Partido) para las presidenciales de noviembre. Las cuentas aun le otorgan a Trump un liderazgo indiscutible, pero decreciente: 740 adhesiones contra 514 de Cruz y 143 para Kasich. Por el momento, el magnate conserva la mayoría automática (más del 50%), aunque no ha avanzado más que tres casilleros y debe llegar al número mágico de 1.237 delegados para asegurarse la candidatura.

Del lado demócrata, la ventaja de Hillary Clinton es aún más cómoda, a pesar de la nueva derrota. La diferencia de la ex primera dama sobre Sanders apenas se ha acortado en 14 delegados (el saldo de Wisconsin es 454 a 31 a favor del socialista). Clinton lidera la interna demócrata con una diferencia de casi 700 delegados (incluyendo a los superdelegados, que en su gran mayoría –469– acompañarían a Hillary). Pero no puede todavía marcar una ventaja definitoria para dejar a Sanders fuera de la carrera. Nueva York asoma ahora como la gran batalla en la que Clinton deberá retomar el ritmo ganador que tenía hace algunas semanas para no comprometer unas primarias que muchos creían que, a esta altura, ya estarían definidas a su favor. Los análisis ponen ahora a la Gran Manzana como la madre de todas las batallas, tanto en el ala republicana como en la demócrata. En esta última, el liderazgo de Clinton se ha visto reflejado en las encuestas que se han publicado, pero Bernie Sanders ha cosechado una inesperada sucesión de victorias -Michigan, Utah, Idaho, Wisconsin- que abre un interrogante y le da fuerzas para la campaña de las próximas dos semanas, hasta que voten los newyorkers. Si bien es el feudo de Trump, la presión que ha soportado en las últimas semanas y el mismo tipo de declaraciones que antes lo hacían parecer inmune empiezan a pasarle factura. El pedido de “castigo” a las embarazadas que decidan abortar, su exabrupto contra la esposa de Ted Cruz y las constantes polémicas de género que suscita alejan a una parte clave del electorado, las mujeres.